martes, 12 de noviembre de 2013

En la búsqueda del niño independiente


El bebé Pablo es lactado a tiempo completo desde su nacimiento. (Foto: Reysha Falconi)

Una creciente generación de madres han adoptado la crianza con apego como la solución a los problemas sociales al buscar criar niños independientes, estables y saludables física y emocionalmente. 

Este término, adoptado por el pediatra William Sears, es una teoría basada en la psicología del desarrollo que propone un fuerte enlace emocional con los padres durante los primeros años de la infancia. 



"Un bebé pasa 9 meses en la barriga de su mamá, allí obtiene lo que necesita. Al nacer debe criarse lo más parecido a como estaba en la barriga", comentó Reysha Falconi, quién sigue esta teoría con su bebé Pablo desde su nacimiento hace cuatro meses. 

Para Falconi, educarse para buscar lo mejor para su retoño fue fundamental. "Esto hace que los niños creen confianza en sus padres. Al crecer rodeados de confianza y amor se crean independientes y siempre tienen presente que pueden contar con sus padres", comentó. 


Fomentan la independencia del niño

La teoría del apego propone que un menor tiene la tendencia a buscar cercanía y protección de un ser cercano, ya sea una madre, padre o cuidadora, que es la propuesta contraria a la teoría de Sigmund Freud, que decía que la crianza con apego era para satisfacer deseos personales.  
(Suministrada Revista Time) 

Aunque este método de crianza fomenta el contacto físico menor-mamá, para las madres que lo practican no creen que están criando un niño dependiente de ellas, según Martha Damacela, madre de Emma Sofia, de cinco años y Ana Gabriela, de solo un año. 

"Todo lo contrario, crea un niño independiente. A Emma la crié independiente, que si yo no estaba, ella podría valerse por sí misma. A Gabriela desde los seis meses la cuidaba mi abuela y siempre dijo que no le daba problemas", recordó Damacela, quién educa a sus niñas bajo apego

Para Marina Yepes, mamá de Nicolás, la crianza con apego es una base para el niño independiente. 

Según declaró en un periódico local el pediatra Mario Ramírez, promotor de la crianza con apego, el criar a los niños con esta teoría es la mejor forma para tener un ser humano independiente, saludable y productivo en la sociedad. 

Buscan criar con amor 

La crianza con apego plantea beneficios en favor de la relación padre-hijo como la seguridad y la sensibilidad, además de recomendar el uso de pañales de tela, lactancia a tiempo completo, la ayuda de doulas en el parto y quizás la mas criticada, el colecho. 

Para Falconi, existen diferentes maneras de hacer colecho. "No necesariamente el bebé debe dormir en la cama con sus padres. También puede tener la cuna, moisés o corral en el cuarto de sus papás". 

"Es una ventaja para las madres que lactamos. Yo como madre lactante duermo con mi bebé en la misma cama. Así si mi bebé quiere comer no tiene que levantarse", expresó la madre de Pablo. 

Según Damacela, el colecho no es malo, "es establecer un balance", quién práctica esta disciplina con sus hijas, tal como lo practicó su mamá con ella. 

Existen opiniones en contra del apego por considerarlo exagerado.

 "Aunque respeto la diversidad, en lo personal no criaría a mi hijo bajo ese método. Me parece exagerado de cierto modo. Manteniendo el niño pegado a uno todo el tiempo no veo de que manera se hará independiente. Hasta el hecho de que el niño duerma con los padres no me parece adecuado", opinó Janiris Vélez, quien cuida de sus sobrinos entre las edades de uno a nueve años. 

"Volver a lo natural"

Ambas madres coincidieron en que la crianza con apego es una forma de forjar mejores seres humanos para la sociedad, además de regresar a a la crianza "a lo natural". 

"Es una manera natural de hacerlo. Es satisfacer las necesidades del bebé. Hoy día los padres buscan su comodidad en vez de pensar en la comodidad de los bebés. Es más fácil seguir el instinto de madre", expresó Falconi. 

"Todo encaja, al final, en la forma natural del ser humano", aseguró Damacela. 

Para una nueva madre que decida adoptar la teoría del apego para criar a sus hijos, las mujeres estuvieron de acuerdo en que lo mejor es educarse y seguir su instinto materno. 

"Que se olviden lo que diga la gente porque ese es el principal problema de las nuevas mamás, que se dejan llevar por la comercialización", aconsejó Damacela. 




"Pienso que es una decision que solo toma la madre junto al padre. No se debe divulgar para evitar que otras personas opinen", dijo Yepes. 

Mientras que para Falconi, lo primordial es la educación. "Les digo a esas madres que sigan su instinto, que se eduquen y busquen información. Muchas veces seguimos creencias sin conocer bien como se originaron". 

No hay comentarios:

Publicar un comentario