domingo, 20 de octubre de 2013

Avena: aliada de la belleza

(Suministrada de viviendosano) 

La avena, además de poseer propiedades beneficiosas para el cuerpo humano, es una gran amiga para los que buscan un remedio natural y más barato de belleza. 

Las peculiaridades de la avena la hacen uno de los alimentos más consumidos de alto valor nutricional en las mesas puertorriqueñas gracias a que aportan una gran cantidad de energía y vitaminas y minerales a quien la come. 

La avena como uso terapéutico 

Esta planta, perteneciente a la familia de las gramíneas, tiene un alto valor de vitaminas, minerales, grasas vegetal, sodio, potasio, calcio y otras componentes que permiten que sea utilizada como terapia. 


La avena se emplea para tratar males como las ansias de comer, gracias a la fibra que proporciona una sensación de llenura, puede consumirse en forma de bebida mezclando unas cucharadas de avena en un vaso con agua.  


El estrés, el nerviosismo y la ansiedad también pueden ser tratados con la avena gracias a su componente aveina que tiene efecto de sedante en el sistema nervioso. 

El poder energético que posee la avena puede ayudar a las personas con problemas de lívido tomando un vaso de agua caliente con tres cucharadas de avena, pizca de miel y canela y tomado dos veces al día resulta ser un gran afrodisíaco.  

Beneficiosa para el cuidado de la piel

La avena es utilizada de forma externa en producto de bellezas como cremas y jabones y también en remedios naturales ya que ayuda a tratar condiciones de la piel como psoriasis, sarna, dermatitis, quemaduras y urticarias con compresas de agua de avena.  

Para el rostro se utiliza en forma de mascarilla resultante de la mezcla de avena, agua o leche, y miel que resulta en una pasta; ayuda a eliminar las imperfecciones de la piel además de hidratarla y tratar el acné.  

Este tipo de mascarillas debe hacerse al menos una vez al mes. 




De ahora en adelante, cuando vea la avena en su alacena, ya sabe que puede utilizarla más allá que en un rico desayuno. 






No hay comentarios:

Publicar un comentario