miércoles, 14 de agosto de 2013

Una vela para cada ocasión

(Cortesía: Google) 
Desde los tiempos inmemoriales las velas han sido utilizadas para propósitos religiosos, de guerra, de iluminación y hasta de alimento; las hay blancas, verdes, amarillas y azules; hoy día, la mayoría, son utilizadas como objeto de decoración, lo cierto es que para cada ocasión existe una vela ideal para tu propósito y que puede ir muy bien con la decoración. 


 La Real Academia de la Lengua Española define "vela" como el objeto cilindro con prisma de cera, sebo, estearina, esperma de ballena u otra materia crasa, con mecha en el eje para que pueda encenderse y dar luz. No obstante, el registro de utilización de este objeto data desde los escritos de la antigua Roma, cuando la llegada del concepto "vela" era utilizado como una obra de arte, aunque se cree que proviene de los egipcios. Posteriormente, llegó a ser utilizada como alimento de los soldados por su grasa animal o vegetal, para propósitos de iluminación y fines místicos. 

Diferentes culturas utilizan las velas como una vía de comunicación entre los espíritus y los seres humanos, también para realizar rituales de protección, prosperidad, amor, entre otros. Ya sea la creencia de tu predilección, un aura de supersticiones ronda el uso de las velas.  

Aquí un ejemplo del color de la vela y su significado: 

1. Vela violeta: este color llama al lujo, el poder y el éxito. 

2. Vela verde: el color de la naturaleza. Representa la vida, la bondad, el crecimiento y la prosperidad.  

3. Vela roja: Pasión. Es el color más utilizado en los rituales relacionados al amor. 

4. Vela blanca: ideal para la calma, la pureza y la protección. 

5. Vela azul: es la vela de la tranquilidad y la calma. Ideal para cuando se está angustiado y deprimido.

6. Vela amarillo: el color de la inteligencia, se utiliza para atraer el poder de la mente. Al ser el color del sol, también llama a la vitalidad y la alegría. 

7. Vela rosa: color de la sensualidad. 

En lo personal, soy fanática de las velas, en especial de la vela blanca, ayuda a combatir las energías negativas que te rodean además de que brinda cierta tranquilidad cuando la prendes. Cabe decir que científicamente no existe ningún hecho que demuestre que las supersticiones que rodean este objeto sean ciertas, todo es cuestión de creencia. 

Tips: nunca soples una vela, mata la "magia". Mejor apágala con la yema de los dedos mojados o con una campanita. 


(Fuente: Voces Ancestrales)



No hay comentarios:

Publicar un comentario