domingo, 16 de junio de 2013

"El periodismo es el mejor oficio del mundo"


Luego de cinco largos años, finalmente llegó el día: mi graduación de bachillerato. Si tuviera que describir este momento en palabras creo que la más adecuada sería "Aprendizaje". Al mirar atrás a la niña de 17 años que entró en su primer día de clases en la universidad, nerviosa pero con un bulto de Tinker Bell lleno de sueños e ilusiones y sabiendo que estaba por iniciar el futuro que poco a poco he ido forjando para mí, me doy cuenta que soy más fuerte de lo que pensaba.



No soy perfecta y tampoco estoy cerca de estarlo pero llegar a este punto de mi vida me hace sentir más que orgullosa de mí porque solo Dios sabe todo lo que pase y cuán duro fue el camino pero al final, como le prometí y me prometí a mi misma, me gradué. Y como uno solo se gradúa de bachillerato una vez pues lo celebraré cuantas veces quiera!!! ;)


Jamás olvidaré estos cinco años: el primer día de clases, el hermoso profesor italiano de Artes Visuales, los días en el estudio de televisión, las largas conversaciones hasta las 10pm, los profesores incordios, el "Jesus Christ SuperStar" de mi inolvidable profesora, el miedo que te infunden de Carmen Sara en tu primer año, descubrir que Carmen Sara no es un monstruo y pasaste todas sus clases con A, aprender idiomas nuevos, los dolores de cabeza del LAD, pasar investigativo con A, lograr que una profesora renunciara, el motín con la UPR, las visitas a la Tiendita, criticar a la cafetería y tantas cosas más; pero sobretodo a los amigos entrañables que hice y que nunca olvidaré.

Una gran satisfacción que me llevo sin duda es haberme dado cuenta que elegí la profesión para la que nací, cuando te apasiona lo que haces el camino es más llevadero. Lo cierto es que no me asusta las palabras huecas y clichosas del "el campo está saturado" o "ahí no encontrarás trabajo" porque las oportunidades existen y yo estoy dispuesta a luchar por ellas y conquistarlas. No hay camino, por más difícil que sea, que no este dispuesta a caminar. No es el Magna Cum Laude, no es un promedio excelente, son las ganas y la pasión que tengas por lo que decidas hacer.

Para no parecer otra más que da un discurso de esos que duermen, solo termino diciendo que yo si tengo fe en la juventud, somos más los buenos y los que luchamos día a día por vivir en un mundo mejor; todo en esta vida se puede, solo tienes que trabajar con esfuerzos, dedicación, sacrificios, enfoque pero sobretodo disciplina. Siempre habrá quien este contigo y quien esta en contra de ti, quien te apoya y quien habla de ti pero la clave esta en seguir el camino recto y sin pausa porque el tiempo de Dios es perfecto y no hay nada en esta vida que no haya sido escrito por su mano.

Y pues lo gritaré una vez mas: ME GRADUEEEEEEEE!!!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario